lunes, 5 de octubre de 2009

EL ASESOR PEDAGOGICO... Una funcion relevante

Boletín de AIEPBA. Año IX - Nº 78. Buenos Aires. Mayo de 1999.


A la hora de definir los perfiles que configuran el proyecto educativo institucional suele suceder que se describa al directivo, al docente, al egresado, al alumno, al secretario, a la familia, a la comunidad, pero también es común que se olvide mencionar las conductas que caracterizan al profesional que se desempeña como asesor pedagógico.

Se trata de un cargo que no está incluido en el escalafón docente; quizás por ello se de la falta de reconocimiento de una función de suma importancia en la vida de una escuela. A nivel privado, aparece con más frecuencia, dado que en el ámbito oficial, sólo fue reconocido en las escuelas que integraban el “Proyecto 13”.
¿Cuándo, entonces se lo debe incluir? Para dar respuesta a esta pregunta, le propongo que analicemos juntos este perfil educativo.

Comenzando la definición...
La inclusión del asesor pedagógico en el organigrama de la organización educativa, tiene por fin optimizar el funcionamiento técnico-pedagógico de la escuela, a través del asesoramiento y orientación a los docentes en general y al equipo directivo, en particular.
Es el profesional que con título de especialización en Ciencias de la Educación,
forma parte del equipo directivo, no integrando la línea de conducción.

Es importante que en este punto nos detengamos un momento.

Las características de la institución, determinarán que forme parte del equipo directivo, o no. Si bien es un cargo contratado -esto significa que no será reconocido a nivel oficial- la estimación de las funciones que asume, hace que muchas veces se lo integre al grupo de directivos, actuando en forma consensuada en el cumplimiento de las funciones pedagógicas del mismo -observando clases, coordinando reuniones, emitiendo comunicados técnico-pedagógicos internos, suministrando circulares de orientación bibliográfica, concurriendo junto a otros directivos a las reuniones convocadas por inspección, etc.-.

Ello no significa que realice funciones de conducción; éstas siguen siendo de responsabilidad del directivo como tal, que es quien también decide las acciones a realizar por el asesor.

¿Qué hace?
Este profesional, es el que tiene una visión total de la institución en el área pedagógica y técnica. Esto lo logra a partir de su formación, que le permite realizar un diagnóstico actualizado de los distintos aspectos que configuran la vida escolar, y orientar hacia las acciones pertinentes para el logro de los objetivos institucionales.

Es así que se lo encuentra asesorando al director general, sugiriendo variadas alternativas de conducción institucional de acuerdo al estilo histórico propio de la escuela, para dar respuestas a las necesidades institucionales y a las expectativas de la comunidad educativa en la que está inserto el colegio.

En las instancias de elaboración y ejecución del proyecto educativo institucional, es un actor imprescindible:

Diagnosticando la situación educativa institucional y comunitaria, en base a un análisis que permite realizar un relevamiento de la situación actual de la institución, descubriendo los principales aspectos a abordar.

Gestionando cambios con el aporte de nuevas propuestas.

Coordinando las acciones entre los directivos de los distintos niveles educativos.

Diseñando junto al equipo directivo de cada nivel, el plan anual tendiente al logro de los objetivos deseados, de acuerdo a los recursos humanos y materiales disponibles.

Colaborando en la organización y planificación del área técnico-pedagógica.

Orientando en la marcha y evaluación de los procesos educativos.

Promoviendo la autoevaluación institucional, en base a criterios, estrategias e instrumentos consensuados.

Orientando el planeamiento coordinado de las acciones de los departamentos de materias afines.

Promoviendo el análisis crítico de la propia práctica docente.

Asesorando a los docentes en la búsqueda de distintas alternativas y estrategias didácticas, ante las dificultades halladas en el desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje.

Programando la capacitación, perfeccionamiento y actualización del personal directivo y docente en ejercicio, tendiendo a dar respuesta a los problemas detectados.

¿Cómo es?
Quizás parezca innecesario mencionar las características de personalidad que requiere el desempeño de este profesional. Pero la nota distintiva es la responsabilidad y compromiso con que asume sus funciones.

No se trata de un actor más.

Es el profesional que asume como propia a la institución en la que acciona, y el que da vida distintiva a la escuela, ya que con una actualización permanente de los aportes científicos y técnicos que nutren el campo del saber de su especialidad, sugiere la línea pedagógica y propone proyectos de crecimiento. Y esto sólo, ya configura la columna vertebral de la institución.

Debe además, ser humilde y flexible, aceptando la diversidad de criterios y marcos teóricos que cada profesional de la educación posee, fomentando la comunicación fluida entre los miembros de la comunidad educativa .

Por último cabe mencionar una nota que comparte con todos los miembros del personal docente, pero que en este rol se sobrevalora: Debe ser reservado con la información que recoge en su relevamiento de los distintos sectores que configuran la realidad cotidiana de la escuela.

Concluyamos señalando que su desempeño, aunque teniendo pautas semejantes respecto a las expectativas que genera el rol, adquirirá matices propios en cada centro escolar... Conceptos como “organización social”, “equipo”, “grupo”, “autoridad”, “poder”, “relaciones humanas”, “conflicto”, “autonomía”, “comunicación”, “cooperación”, “partipación”, “consenso” y, ¿Por qué no?, “maestro”, “alumno”, “enseñar”, “aprender”... entre otros, según como sean definidos y vividos en cada institución, configurarán un tejido propio, que le darán características peculiares al perfil del rol tratado y al desarrollo de su función.

La pregunta inicial
¿Es necesario incluir en la enunciación de los perfiles educativos del Proyecto educativo institucional, el del asesor pedagógico?

Cada escuela es un mundo distinto. A lo ya mencionado podríamos agregar que es una entidad particular con características propias; con escenarios reales o imaginarios; con actores, algunos comprometidos otros no; con recursos materiales adecuados, suficientes, actualizados, o deficitarios; con espacios apropiados o escasos...

Inserta en una comunidad que realiza demandas concretas y que también tiene sus elementos distintivos, y su forma de pedir, de accionar, de relacionarse.

Todo ello le da a la organización escuela, una identidad singular. Con posibilidades y limitaciones para su crecimiento. Esta lectura de la institución permitirá decidir lo bueno, lo necesario, lo imprescindible.

Después de haber leído la descripción del perfil que hoy nos ocupa, se puede observar que este profesional, desempeña una función que si bien no tiene reconocimiento a nivel oficial -como señaláramos-, en ciertas circunstancias se torna necesaria e imprescindible.

Como siempre, Usted tiene la respuesta.


Lic. Cristina Hemilse Masip
Prof. Normal y Especial en Ciencias de la Educación.
Asesora pedagógica institucional
E-mail: licmasip@hotmail.com

1 comentario:

  1. EXCELENTE ....ME IDENTIFICO CON EL TEXTO
    GRACIAS

    ResponderEliminar